Aïda Gómez & Fausto Furioso


Cuando a Fausto le pusieron una multa de 20.000€ por pintar con spray un autorretrato, tuvo que buscar nuevas maneras de expresión que pudiesen ser reversibles o que no resultaran tan agresivas a ojos de la autoridad, ya sean adhesivos, pósters, u otro tipo de intervención.

Aïda formó parte del colectivo madrileño de arte urbano La Pluma Eléctri*k, y ahora prepara instalaciones de tipo cripto-vandálico sin salir de la calle. Un día se enseñaron proyectos mutuamente, y al ver que tenían ideas comunes, decidieron hacer algo al respecto.

Sealquila Mercado 

Glitterffiti (2013). Instalación/Grafitti

Se trata de soft graffiti, o lo que es lo mismo, dejar una huella en el espacio público utilizando la metodología vándala del graffiti, pero empleando materiales y técnicas ajenas a este campo como son la laca del pelo y brillantina.

Fausto Furioso: 
estudiofurioso@gmail.com

Aïda Gómez: 
aidagomez@gmail.com