Laparesse

Laparesse es el nombre de un tándem creativo. Representa un espacio creativo independiente de la actividad individual de cada unidad de este dúo, Inventa un colectivo que quizá sin ser, se preste a ser ocasionalmente. Un nombre para el anonimato, para cortar de las cadenas que unen la producción artística y la personalidad, para ocultar y para exhibir.


Porque contra la ideología del trabajo el juego es el arma de los vagos y el absentismo su venganza.



SeAlquila Mercado

Sin Título (2013). Instalación.
Un mercado es una reunión, de personas, de intereses, de intercambios. Es también un rasgo identitario, colectivo. De todo ello queda a diario un residuo, una huella viva. Todo se apila desordenadamente, de forma orgánica, crece y se desarrolla en asociación. Al quitar una de estas cajas de su sitio, el conjunto se ve afectado, eso es de suma importancia. Se han convertido en una perfecta simbiosis, una asociación ...
 

SeAlquila Cuerpo

Sin Título (2012). Mural
"A mi, me gustaba arrancarle la cabeza a las Barbies de mis vecinas(...)"

La pintura expuesta nos muestra un puzle corporal, una "muñeca" desmembrada que reconstituir. Cabe la posibilidad de que el resultado se aproxime a un cuerpo humano completo, incompleto, supra-completo. Es el juego de la muñeca recortable que podemos vestir. En esta ocasión podemos escoger su número de miembros al convertir un organismo vivo en un mecanismo compuesto de piezas. Es el cuerpo humano entregado en sucesivos fascículos, en piezas, la parte por el todo. El cuerpo convertido en una reunión de partes, el maniquí, el robot.


SeAlquila Burbuja



Casa con pelo/Awkward hous (2012)Instalación.
Trata de representar en una sola situación dos connotaciones contrarias que encierra el concepto "casa". Una pieza poco ambiciosa en cuestiones formales, para detenernos a pensar en el concepto.
Por un lado la casa física como lugar para habitar, un símbolo de seguridad bajo techo, un espacio propio, un lugar donde gestar una vida. Por otro lado, la vivienda representa uno de las cuestiones centrales en el origen de las tensiones sociales actuales.
Tras una simple yuxtaposición de elementos, añadiendo un material orgánico y repugnante a la instalación, la casa-icono se convierte en un objeto controvertido. Fundiéndose dos conceptos básicos con los que el pensamiento opera. Por contraste, la casa pasa a ser algo inquietante, agobiante, necesario acaso.
Se convierte (como de hecho está sucediendo) en el centro de un conflicto.



“Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales.”
La casa de Asterión, Jorge Luis Borges


Vidriera Contemporánea Colectiva