Violeta Esparza

SeAlquila Mercado

Prime Time (2013). Pintura

Cabe resaltar el azote de realismo, que se viene gestando dentro de los diversos canales de difusión masiva en los últimos tiempos. A los tradicionales medios de masas se han unido los nuevos, y tanto unos como otros, hacen eco y reproducen con desenfreno cientos de miles de imágenes con el mismo perfil de antihéroe que se desenvuelve en su contexto cotidiano, quizás bajo la ilustrada premisa de procurar empatía con el espectador. La reproducción verosímil de la vida cotidiana es ya una constante en tales soportes y de hecho dicha tipología, ha encontrado un amplio mercado por el que el consumo de realidad se impone a cualquier ámbito. Sin embargo, el espectador desde el otro lado, parece no percatarse de que el consumidor, consume su propia imagen, o más bien, un histriónico simulacro de sí mismo.