Miliki y Enrique Codas


Miliki y Enrique Codas

Alfredo Chaves (22) es un reciente egresado de la carrera de Actuación, apodado Miliki. Desde que empezó su formación, ha participado en la realización de obras de teatro, cortometrajes, largometrajes, publicidades, programas de TV, videoclips, sesiones de fotografía, conciertos, ferias y festivales multidisciplinarios, desempeñándose como actor, productor, asistente de dirección, iluminador, director y/o asistente de Arte, entre otros roles. Ha dirigido una micro historia de teatro dentro de un proyecto de la compañía EN BORRADOR ... teatro en construcción, con la supervisión de Paola Irún, como también cuenta con un grupo de teatro independiente llamado el Doble, Teatro, grupo actores universitarios, con el que actualmente ensaya una obra de teatro a estrenarse en Septiembre.


Luis Enrique Codas Valente (23 años) Músico desde joven, estudiando guitarra y canto desde los 9 años, continuando con el piano, el cavaquinho y el ukelele, arrancó su carrera musical autodidacta como compositor y bajista de la banda Agharta de rock fusión en el 2014. Llevan dos años organizando eventos para dicha banda y también participando en otros eventos como AMCHA o realizando la musicalización de la obra NOSTALGIAS de Wal Mayans en el 2015 y el 2016. Además participó como bajista de la banda Prostitutas del Rock (rock psicodélico) en el periodo 2015/2016, y en las bandas Pipoka Shake (cumbia psicodélica), Kasham (Led Zeppelin cover), Respiración artificial (rock psicodélico) y Pink Lovers (The Strokes cover). Actualmente también participa como compositor y bajista en la banda LA RUTA NATURAL (polka fusión). También es miembro de la gerencia de ARTENDA SALA DE ENSAYO, atendiendo más de 100 bandas diferentes en el periodo 2013/2015 y participando como sonidista para obras de teatro de PAOLA IRUN como ENTRE A Y B (2014) y LA FELICIDAD (2015); y en conciertos a mediana escala en locales como Central Bar, Gales Bar, La Caósfera y El Poniente.


SeAlquila Estado/ Asunción

Artefacto disfuncional. Instalación. 2016



Todo artefacto tiene una función resultante de una estructura mecánica, compuesta por distintas piezas que habilitan al artefacto a realizar su función. Cuando la función de un artefacto se relaciona con otro artefacto (y la función del segundo), hablamos de un sistema. Cuando la función de un artefacto condiciona a otros artefactos en la realización de su función respectiva, hablamos de dependencia, permitiéndonos hablar de jerarquía y transformando al artefacto “central” en la “matriz”. A partir de ahí, hablamos de un sistema jerárquico, que al conformarse, a su vez, pasa a ser un artefacto de mayor volumen y complejidad. El individuo es un una pieza dentro del artefacto (organismo, sistema) estatal, o Estado, al ser una unidad económica, social, sexual y política; siendo, a su vez, el Estado, un artefacto que funciona en beneficio del individuo, asegurando su calidad de vida en el desarrollo de sus funciones como unidad dentro de este sistema, posicionándose como matriz. El contrato social Estado-individuo se convierte en una relación simbiótica. Esta estructura se vuelve nociva al existir piezas deficientes dentro de los artefactos, corrompiendo dichos artefactos que por consiguiente, corrompen a las demás micros estructuras nivel por nivel, generando así, un sistema corrupto y/o un artefacto disfuncional. Si la matriz es defectuosa, es imposible (o muy difícil) que toda la maquinaria, y su producción, vayan por una línea contraria. Un metrónomo arrítmico trastorna a cualquier intérprete. Las notas, disonantes nacidas ya a destiempo, compiten sin sentido alguno perdiéndose entre tantos desatinos, sin llegar enteras al receptor para cumplir nuestra función. Al conceptualizar al Estado como un metrónomo, se disparan sientos de conceptos, la función de un artefacto que condiciona las funciones de otros artefactos que se condicionan entre si y condicionan a los que dependen de ellos, que funcionan (hipotéticamente) creando artefactos ya condicionados para seguir la cadena con el condicionamiento incorporado. Se prestan los paralelismos, los conceptos cambiantes que giran sobre el mismo punto, cíclicamente, demostrando en su sola existencia un concepto en sí.